Recibe en tu correo tus Pedidos y actualizaciones Gratis.

Libros recomendados

Jennifer Lawrence Aturde en la campaña Images Nueva 'Dior'!
Fans

Pideme lo que quieras o dejame gratis Pdf

Your ads will be inserted here by

Easy Ads.

Please go to the plugin admin page to set up your ad code.

Libro:Pideme lo que quieras o dejame

* Si Quieres enviarlo a un Amigo(a) o a alguien interesado con esta lista solo debes ingresar su correo.
paginas: 306:

Idioma: Español

Version: Descarga Gratis PDF ONLINE

ENVIADO POR: Javier G.A.

QUÉ pesadita es mi jefa.

Sinceramente, al final tendré que pensar lo mismo que media empresa: que ella y Miguel, el guaperas

de mi compañero, tienen un lío. Pero no. No quiero ser mal pensada y entrar en la misma ruleta en la que

todas mis compañeras han entrado. El cuchicheo.

Desde enero trabajo para la empresa Müller, una compañía de fármacos alemanes. Soy la secretaria

de la jefa de las delegaciones y, aunque mi trabajo me gusta, me siento explotada muy a menudo.

Vamos… que sólo le falta a mi jefa atarme a la silla y echarme un chusco de pan para comer.

Cuando por fin termino el montón de trabajo que mi querida jefa me ha ordenado tener listo para el

día siguiente, dejo los informes sobre su mesa y regreso a la mía. Cojo el bolso y me voy sin mirar atrás.

Necesito salir de la oficina o acabaré saliendo en las noticias como la asesina en serie de jefas que se

creen el ombligo del mundo.

Son las once y veinte de la noche… ¡Vaya horitas!

En la calle llueve a mares. ¡Perfecto! Chaparrón de verano. Llego hasta la puerta y, tras echarle valor

al asunto, corro hacia el parking donde me espera mi amado León. Entro en el garaje como una sopa y,

tras darle al botón del mando, Leoncito pestañea sus luces dándome la bienvenida. ¡Es más mono…!

Rápidamente me meto en él. No soy miedosa, pero no me gustan los parkings y menos aún si son tan

solitarios como éste a estas horas. Inconscientemente, comienzo a recordar películas de terror en las que

la chica camina por uno de ellos y un desalmado vestido de negro aparece y la acuchilla hasta morir.

¡Joder, qué mal rato!

En cuanto estoy dentro del coche, cierro los pestillos, abro el bolso, saco un pañuelo de papel y me

seco la cara. ¡Estoy empapada! Pero justo cuando voy a meter las llaves en el contacto… ¡zas!, se me

caen. Maldigo a oscuras y me agacho para buscarlas.

Toco el suelo con la mano. A la derecha no están. A la izquierda tampoco. Vaya… encuentro el

paquete de chicles que busqué hace días. ¡Bien! Sigo toqueteando el suelo del coche y por fin las

encuentro. Entonces oigo unas risas cercanas y miro a mi alrededor con cuidado para que no me vean.

¡Oh, Dios mío!

Entre risas y colegueo veo acercarse a mi jefa y a Miguel. Parecen divertidos. Eso me pone de mala

leche. Yo currando hasta las once y pico y ellos, de parranda. ¡Qué injusticia! De pronto, mi jefa y Miguel

se apoyan en la columna de al lado y se besan.

¡Vaya tela…!

¡No me lo puedo creer!

Semiagachada en el interior de mi automóvil para que no me vean, contengo la respiración. Por

favor… ¡por favor! Si se dan cuenta de que estoy ahí, me muero de la vergüenza. Y no. No quiero que eso

ocurra. De repente, mi jefa suelta el bolso y sin ningún miramiento toca con decisión la entrepierna de

Miguel. ¡¡¡Le está tocando el paquete!!!

¡Por todos los santos! Pero ¿qué estoy viendo?

¡Dios! Ahora es Miguel quien le mete mano a ella por debajo de la falda. Se la sube, la empuja hacia

arriba contra la columna y se comienza a refregar contra ella. ¡¡Qué fuerte!!

 

Descargar

PIDELO



* Si Quieres enviarlo a un Amigo(a) o a alguien interesado con esta lista solo debes ingresar su correo.

  • Leticia Eritier

    mmmm

 Tenvio.com es servicio de envió  online Gratuito  fundado el 19 de junio del 2013. Se mantiene gracias al envió de otros usuarios que deciden compartir  contenido comprado virtualmente o de creación propia. Nuestra Web solo conecta a los usuarios clasificados como: Emisor y Receptor para que las reglas de una buena comunicación online funcionen. Mas acerca de Nosotros: